La campaña de Navidad de Cooperación Internacional ONG ha hecho llegar un regalo nuevo a 490 niños, entre los repartidos en Valencia, y los de Baleares y Murcia, que también englobamos en el Área Territorial de Levante, de Cooperación Internacional ONG. La meta nacional era muy alta: repartir 9.500 regalos a niños que necesitan “Una Sonrisa por Navidad”. Pero, cuando aún quedan algunos por recoger, hemos reunido ya 9.899 regalos por toda España, por lo que este año llegaremos a los 10.000. Todo ello gracias a la implicación de miles de empleados de 55 empresas de toda España, que se han sumado a la campaña, con la colaboración especial este año de Bankinter y Cetelem. Cada uno se ha encargado de comprar y envolver un regalo para un niño concreto. Y, después, más de 2.000 jóvenes voluntarios se han encargado de hacer el reparto a familias con escasos recursos y a diversas instituciones, que han hecho llegar esa Sonrisa por Navidad a miles de niños que la necesitan. “Es muy gratificante para nosotros comprobar la implicación de tantas personas: miles de empleados anónimos, que además de hacer la donación ponen tiempo e ilusión en comprar el regalo; y miles de jóvenes también que sacan tiempo en Navidad para realizar alguna actividad de ayuda a otros”, subraya Rafael Herraiz, director general de Cooperación Internacional ONG.

Los empleados que se han encargado de hacer de pajes de los Reyes Magos han vivido la campaña con especial ilusión: “Me ha encantado participar con mi empresa porque en estas fechas en las que estamos comprando como locos, por lo menos, destinar un regalo a un niño sin posibilidades de tener un juguete es una cosa muy bonita”, explica un trabajador de Bankinter. “Se lo contamos a mis dos hijos, nos ayudaron a elegir el regalo y estuvieron entusiasmados desde el principio. Ellos mismos vinieron a dejar el regalo en el árbol”, añade. “Este año me ha tocado una niña de 8 años y le compré un juego para crear sus propias joyas –nos contaba una empleada de Red Eléctrica-. El año pasado estuve en una entrega de regalos y fue muy emocionante ver la alegría con la que los recibían los niños. Acabamos llorando los padres, los profes, yo… ¡todos!”.

Pero la campaña de Navidad de Cooperación Internacional no consiste sólo en el reparto de regalos, sino que comprende multitud de actividades con diferentes colectivos en riesgo de exclusión, como el reparto de desayunos solidarios a personas sin hogar, actos en residencias de mayores, o con personas con discapacidad, reparto de alimentos a familias en situación de vulnerabilidad, muchas otras, con las que nuestros voluntarios ayudan a quienes no tienen lo mínimo para celebrar la Navidad, a disfrutar un poco más de estas fechas alegres y festivas. Entre ellas, este año hemos celebrado por ejemplo fiestas de Navidad con canciones y villancicos con personas internas en proceso de desintoxicación, de Proyecto Hombre, en Santiago de Compostela, con personas mayores de la Residencia Fundomar, con la Asociación Autismo Sevilla, o en el comedor Social San Juan de Arce, también en la capital andaluza. En Vigo y Orense hemos organizado una cena y comida de Navidad para personas sin hogar. Los internos del Centro Penitenciario Pereiro de Aguiar, de Orense, han podido jugar al fútbol con nuestros voluntarios, y las internas tuvieron sesión de Pilates con otro grupo de jóvenes voluntarias. En Castilla y León hemos ido a visitar a los enfermos de la Residencia Santa Marta, las personas con discapacidad de la residencia El Sotillo, de Segovia, pudieron salir a disfrutar del alumbrado navideño de la ciudad del brazo de nuestros voluntarios, un grupo de moteros han hecho una peculiar entrega de regalos a niños del Colegio Gabriel y Galán, de Valladolid, y hemos organizado un teatro para niños ingresados en el Hospital Clínico.

Entre los beneficiarios de estas actividades, está por ejemplo una madre venezolana que participó en Burgos en una gala de Reyes para niños inmigrantes, que atienden en Atalaya Intercultural: “Somos de Venezuela y estamos recién llegados acá, hace apenas un mes y este año no hemos podido celebrar la Navidad. Esto nos ha dado mucha alegría, muchas gracias”.

Con la colaboración de numerosos particulares, 55 empresas, colegios, universidades y entidades sociales de 27 ciudades españolas, el número de personas a las que hemos llegado con esta campaña de manera directa asciende a 13.000. Y si contabilizamos también los beneficiarios indirectos, a los que hemos hecho llegar algún tipo de ayuda: entre compañía, desayunos, comida, regalos, etc, la cifra asciende a más de 32.500.

¡Gracias a todos los que lo habéis hecho posible y feliz 2018!

Comments(0)

Leave a Comment