Terminar de construir una escuela infantil, St. Anthony Nursery School, dar clases de español y hacer juegos; estas han sido las distintas actividades que realizaron los voluntarios de Cooperación Internacional Levante en Gambia.

Gambia es el país más pequeño del África continental con menos de 2 millones de habitantes. A pesar de estas cifras, es uno de los países del mundo con un Indice de Desarrollo Humano más bajo. Las necesidades tanto de salud, como educativas y de infraestructuras necesitan un fuerte desarrollo para que pueda haber una mejora importante. Los 25 jóvenes que han viajado al país, han podido poner su granito de arena para que esta situación sea un poco mejor.

Su misión ha sido, sobre todo, de construcción y de educación. El proyecto surgió años atrás en otro voluntariado, en Senegal. Allí, una joven de Gambia les pidió ayuda para terminar la escuela de su parroquia en Kaloli, Banjul. La formación de esta escuela llevaba parada 10 años por falta de presupuesto y gracias a los voluntarios de “The Gambia School Project” se ha podido volver al trabajo y terminarla. Entre otras tareas, tuvieron que instalar el tendido eléctrico, poner baldosas, pintar, poner las ventanas y los baños.

Por las tardes, los voluntarios dieron clases de español, tanto a adultos como a niños, y organizaron distintos juegos y actividades deportivas. Por otro lado, todas estas tareas fueron más fáciles gracias al enorme contenedor lleno de material que llegó desde Valencia. Mesas, sillas, baños, ropa, bicicletas y material escolar fueron algunos de los objetos que llegaron a Gambia.

Gracias a la ayuda de estos jóvenes, que han dedicado parte de su verano a ayudar a los demás, cientos de niños y niñas podrán tener una escuela digna donde formarse y así tener un futuro mejor.
El proyecto ha tenido un espacio en el programa “Más de uno”, en Onda Cero. En este vídeo podrás escucharla.

Comments(0)

Leave a Comment